A Rajatabla

Los buenos, muy buenos

Cada alcalde se ufana de hacer Feria del Empleo con miles de ofertas y miles de solicitantes.

Pueden hacerlas por docena y no pasa nada. A todos los que buscan empleo les falta capacitación y todos los empleos solicitan gente con un mínimo de cualificaciones.

Con sus programas de búsqueda de empresas y la oferta de capacitación para los solicitantes, la Secretaría del Trabajo rompió esa contradicción.

El resultado es muchos más empleos asignados, ahí radica el éxito de la Secretaría del Trabajo que tuvo dos buenos titulares, Pedro Pablo Treviño y Héctor Morales.

Éxito semejante tuvo Desarrollo Económico bajo la titularidad de Federico Vargas y de Rolando Zubirán.

Vargas se mudó luego a Desarrollo Social, donde desarrolló programas con fuerte aroma a labor política y fue el generador del programa Paso, el cual coordinó en un mismo esfuerzo a todas las dependencias.

Zubirán, a su vez, se dedicó a organizar la participación de Nuevo León en el nuevo mundo de los energéticos que ya puso al estado en la ruta de una nueva prosperidad.

En otro ángulo de la gestión pública, Jorge Domene venció el desafío de ocupar tres cargos a la vez.

La siguió haciendo bien como vocero de Seguridad, desahogó los asuntos atorados en la Oficina Ejecutiva del Gobernador y reorganizó la Dirección de Comunicación; es uno de los funcionarios mejor evaluados y con buena imagen.