A Rajatabla

¡Esa sí es bronca!

Los municipios metropolitanos se ufanan de ser muy justos porque a unos cuantos automovilistas les han repuesto llantas destrozadas por los baches.

Dos abogados regiomontanos dicen que peor se les vienen a los municipios tan pronto acaben de juntar  firmas para una acción de grupo como la que permite la ley.

La idea se las dio un visitante extranjero que observó que todos los autos de Monterrey parecen sonajas con sus carrocerías bamboleándose por golpear baches.

Ellos proponen demandar a los municipios regiomontanos para hacerlos enfrentar su responsabilidad respecto al deterioro de los pavimentos.

Parece de poca monta castigarlos por baches que donde quiera los hay. Pero aquí ya son catastróficos y no pueden quejarse que no tiene dinero para recarpetear o pagar los daños.

El resultado sería establecer indemnizaciones contra la mala administración y el abandono criminal de sus obligaciones. Imagínese el tamaño del tesoro necesario para cubrir los daños a dos millones de automovilistas.

Pero al final de cuentas depende de cada regiomontano dar ese paso para enjuiciar autoridades municipales que ni siquiera remiendan las calle.

A lo mejor le quedan a los demandantes cuatro o cinco mil pesos por cabeza, pero los municipios escarmentarían y no dejarían que volvieran a pasar estos desastres.

El razonamiento para estos litigios es que los municipios deben gastar menos en obras de relumbrón, licitaciones fallidas y corrupciones.

jvillega@rocketmail.com