A Rajatabla

Un autodestape

Los políticos ya descubrieron la herramienta más eficaz para lograr ser reconocidos por los futuros electores.

Como los encuestadores sólo preguntarán si conocen al aspirante, claro que saben su nombre y reconocen su rostro, si en cada crucero importante se topan con su efigie gigantesca en un espectacular.

La economía verbal del anunciote no permite exponer propuestas ni ideas.

Ante esa nueva mercadotecnia política, el diputado federal y ex secretario general de gobierno, Javier Treviño, buscó una alternativa realmente innovadora, menos superficial.

Como nadie lo menciona entre los aspirantes ni nadie parece reconocerle sus indudables méritos decidió autodestaparse con un video en YouTube.

Ahí analiza la problemática del estado y propone el perfil de un candidato que no sea necesariamente popular, pero que tenga visión de Estado y experiencia en el manejo de los grandes problemas de Nuevo León; alguien como Javier Treviño.

Menciona, por supuesto, la deuda, la inseguridad y la crisis política que él dice detectar.

Todo muy bien salvo que sobre esos y otros graves problemas él ya tuvo la oportunidad y hasta la obligación de buscar su solución desde la posición clave que es la Secretaría General de Gobierno.

Y sólo lo recordamos como secretario corta listones, nada ejecutivo y menos líder de un movimiento innovador o reformista.