A Rajatabla

¿Para qué aspiran?

Los reporteros de la fuente política acosan a los políticos más visibles con una pregunta reiterada: ¿Aspira usted ser gobernador del estado?

Para servir mejor a sus lectores debieran añadir otra pregunta más importante, más pertinente. ¿Para qué quiere gobernar Nuevo León? ¿Cómo será nuestro estado luego de seis años de que usted lo gobierne?

Ahora que están en tiempo de merecer, como novios y novias ansiosas, que nos ofrezcan su visión del estado, su proyecto, sus objetivos más trascendentes.

En la campaña ya no habrá tiempo para esas definiciones. Menos en las de ahora, que son a base de frases sueltas, de mensajes visuales, de tiros al azar en las redes sociales.

Ahora tenemos tiempo de escucharlos, de evaluar su talento, sus ideas, su creatividad, su sentido de pertenencia.

No queremos que nos hagan grandes definiciones, ni que articulen posturas de gran filosofía.

Que nos digan cómo van a desterrar por fin la peor violencia. ¿Cómo van a garantizar que nuestras familias vayan al súper, a la escuela, a la plaza, sin chaleco antibalas, a pie?

¿Tienen una estrategia para ayudarnos a llegar a tiempo a la escuela, al trabajo, sin los asfixiantes congestionamientos?

¿Tienen idea de cómo resolver el problema real, angustiante, de la enorme deuda estatal?

Con los pobres, ¿qué van a hacer? Con la educación, ¿cómo la van a optimizar?

Preguntas de verdad, no para que se luzcan como misses en certamen de belleza.