A Rajatabla

El arco vial sur

Miles de automovilistas se quedan atrapados cada mañana en congestionamientos infames, en donde se empalman la Carretera Nacional y la avenida Eugenio Garza Sada, al sur de la ciudad.

Demasiadas colonias nuevas se suman a una zona que ya pasó de rural a residencial, más instituciones educativas que se trasladaron a la periferia.

En ese caos vial que destruye los nervios de las mamás que trabajan y/o tienen que llevar a sus hijos a la escuela; y ejecutivos y empleados que empiezan su día paralizados ahí por la Rioja, se le puede poner cara y apellidos de dos regiomontanos que pudieron resolver a tiempo ese problema tan grave.

Abel Guerra, siendo secretario de Obras Públicas, propuso y proyectó el arco vial sur, que iba a desviar el exceso de tránsito de Garza Sada a un nuevo camino que pasaba por detrás del cerro de La Silla, rumbo al oriente y hacia San Pedro por una vía detrás de las Lomas del Mirador.

Pero preocupados por la inminente candidatura de Guerra a la gubernatura o la alcaldía regia, los panistas se encargaron de echar abajo el proyecto desde la barricadas de las delegaciones federales.

Brenda Sánchez, hoy funcionaria municipal, como delegada de la Semarnat plagó de obstáculos y aun de trámites imposibles hasta desbarrancar el camino que ya se preveía como urgente.

Y ahora se congestionan, cortesía del PRI y del PAN. 

jvillega@rocketmail.com