A Rajatabla

Vientos de cambio

Se está generando un liderazgo, un grupo y una dinámica contestataria que intentan encender la llama del cambio radical en el manejo de la cosa pública de Nuevo León.

El punto de partida es que estamos mal gobernados, que no se intenta siquiera combatir la corrupción.

Por eso buscan movilizar a los ciudadanos, revisar el sistema enfermizo de los dos partidos dominantes que sólo se limitan a generar más corruptos y repartir entre ellos el botín de los gobiernos municipales y el estatal.

Pero saben que no basta con el ánimo reformista y el afán de volver a empezar de cero.

Saben que tienen que construir una estructura político electoral, convocar con inteligencia y habilidad a la mayoría de los ciudadanos, utilizar la mercadotecnia política, organizar una estructura electoral profesional y, sobre todo, localizar y activar a los líderes de la comunidad.

Demasiadas tareas para un grupo hasta ahora compacto de activistas sociales a escasos meses para llegar a los comicios locales. Pero como afirma uno de los organizadores, no trabajamos para un evento electoral, tratamos de verlo como el resto de la vida para Nuevo León.

Lo cierto es que el momento político y las ambiciones ya desatadas claman por una escoba ciudadana que barra la basura y labre una nueva era para Nuevo León.

Esta es apenas la primera llamada.

jvillega@rocketmail.com