A Rajatabla

Venganza de "los chicos"

A la chiquillada, a los partidos menores, sólo les interesaba un punto en la nueva ley electoral: obtener una curul más con el mínimo de votos.

El PRI ya había accedido, pero el PAN se propuso y logró eliminar esa posibilidad: no quiere que haya más diputados que hagan mayoría con el PRI o le echen abajo una eventual mayoría suya.

Se apresuraron a tomar represalias donde más les duele a los partidos dominantes: en su suerte electoral del año próximo, especialmente al PAN.

No necesitaron tirar un solo golpe. Simplemente bastó con un movimiento inocuo. Ofrecieron la candidatura mayor al ex panista Fernando Elizondo.

Aseguran los chiquillos el poder contar con 350 mil votos para Fernando, siguen pensando que los votos del 2012 de López Obrador fueron cheques al portador para los siguientes comicios. Que aún pueden capitalizar el descontento ciudadano.

Pero aún si se reducen a cien mil son suficientes para neutralizar a los mayores.

Si apoyaran a Jaime Rodríguez le quitarían esos votos al PRI.

Con un candidato con la carrera y los méritos en la oposición como Fernando Elizondo, el daño sería letal para el candidato panista.

Elizondo tiene la capacidad de provocar una estampida de panistas y simpatizantes que abominan de los actuales monopolizadores internos en ese partido.

Singular oportunidad de los partidos a los que no les dieron ni importancia ni una curul más.

jvillega@rocketmail.com