A Rajatabla

Trata

Es abominable la trata de personas para explotación sexual.

Seducen, secuestran y torturan a niños y a mujeres desvalidas.

Los recluyen y los hacen víctimas de la peor esclavitud.

Son criminales nefastos que merecen las penas más severas.

Ese es su negocio depravado, sin escrúpulos, miserable.

Pero peor es la responsabilidad de sus desenfrenados clientes.

Gente que pasa por decente, que tiene un empleo y una familia.

Habrá que exhibirlos como lo que son: cómplices gustosos de un delito de lesa humanidad.