A Rajatabla

Trabaja, aunque la grillen

Entre machismo y fobia a los servidores públicos se ha querido caracterizar a la maestra Juana Aurora Cavazos como una simplista operadora política y que toda acción que emprende tiene intenciones electorales.

Retrato unidimensional y distorsionado de una política muy aterrizada que es maestra de banquillo, ama de casa, gente sencilla de Allende y exitosa funcionaria.

A su paso por Desarrollo Social impulsó el diseño y el desarrollo de los macrocentros comunitarios de la Independencia y San Bernabé, ejemplos nacionales de intervención social en zonas de pobreza extrema.

Igual impulsó estrategias para enfrentar el grave problema de la insuficiencia alimentaria, con tal tino que la secretaria nacional de Desarrollo Social, Rosario Robles, le reconoció al gobernador Rodrigo Medina que fueron la principal inspiración de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

La maestra llegó con igual dinamismo a la Secretaría de Educación. Para empezar, ya consiguió once mil becas para retener en la escuela a los preparatorianos desertores.

Ya se colgó la medalla también del censo de maestros, que se realizó sin problemas, antes que en las demás entidades.

Sigue gestionando más recursos para dar su mano de gato a las 3 mil 500 escuelas del estado.

¿Que todo ese activismo la podría proyectar a un cargo de elección popular en Monterrey? No está descartado. Pero su trabajo en Educación, no la grilla, sería su pase de admisión.