A Rajatabla

Terror

Grupos de mexicanos creen que la llegada de un gobierno ciudadano un tanto extremista y con una agenda urgente de reivindicaciones puede generar consecuencias riesgosas para el sistema de gobierno democrático que finalmente había acabado de imponerse con la persecución dura de los corruptos, los impunes y todos los abusivos del poder.

¿Puede imaginarse el celo para reivindicar lo robado a los ciudadanos?

¿Con penas hasta la prisión perpetua de los que no escarmentaron o se quedaron con algo de dinero?

¿El rigor derivado hacia los familiares en tercero y cuarto grado de corruptos inhabilitados de por vida para tomar un cargo público?

De hecho en muchas de las propuestas populares en las campañas hablan de un terror depurador que purga la sociedad ahora y para siempre hasta imponer una democracia vigilante y permanente.

Con el resultado inevitable de todo el gobierno extremista revolucionario que busca borrar de las placas y los libros de la historia la larga corrupción del siglo XX y la autoadulación de los abusivos.

Si se quiere abordar el tema ya puede asomarse a los cafés políticos ahora convertidos en delegación del Ministerio Público.

jvillega@rocketmail.com