A Rajatabla

Tareas de Bailey

Eduardo Bailey, dirigente estatal del PRI, seguirá en su cargo por lo menos hasta fin de año, cuando el partido haya decidido quién es su candidato para la gubernatura y ya estén aceptados los semifinalistas en las justas por las alcaldías más importantes del resto del estado.

Conforme a la tradición priista, el candidato tendrá la opción de manejar su campaña con un dirigente de su elección y confianza. No ha decidido todavía pero está teniendo voz y opinión en el cambio de mandos en los sectores tradicionales, al frente del sector popular se queda Héctor García.

A los aspirantes a gobernador les ha cumplido no dando preferencia a ninguno. Ya acabó la composición de los comités municipales más poderosos de Ismael Flores y Agustín Serna, en el sector obrero que no se peleen los líderes más poderosos. En el sector agrario ya procesa el cambio del dirigente estatal de la CNC. 

Ya organiza para Monterrey la lista de los probables candidatos, incluyendo por ahora a Jorge Domene, Héctor Gutiérrez, Pedro Pablo Treviño, Marcela Guerra y Álvaro Ibarra, salvo que alguno de ellos se caiga para arriba.

Analiza para Guadalupe los números y posibilidades de Francisco Cienfuegos, seguido de cerca por Daniel Torres y por María de Jesús Aguirre; para Santa Catarina, va en la delantera Héctor Morales; por Juárez ya está madrugando Heriberto Treviño; para dar la pelea en San Nicolás y San Pedro busca candidatos con vocación de mártires, sobre todo si el PAN decide lanzar a Mauricio Fernández.