A Rajatabla

La Sub-17 de la sucesión

Agotada la lista de los aspirantes a la gubernatura para el 2015, aún resta considerar a los de la Sub-17. Los que podrían figurar pero les faltan algunas asignaturas por aprobar.

Tienen méritos semejantes a los de la pasarela actual, pero aún no se los acreditan en los centros de poder quizá porque están muy ocupados con su quehacer actual. O sea, no están moviendo palancas en México, haciéndose propaganda o buscando activamente la candidatura.

En la lista de esa Sub-17 apuntamos tres nombres: Ugo Ruiz, alcalde de San Pedro; Raymundo Flores, alcalde en Apodaca; y Luis Marroquín, secretario estatal de Obras Públicas y ex alcalde de Allende.

Los tres tienen la experiencia más valiosa: la de administrar la cosa pública, pasando el escrutinio ciudadano diario en las tareas que más les afectan, las municipales.

Los tres tienen la experiencia electoral, que los distingue de los funcionarios simplemente designados.

Raymundo es el de más tablas: alcalde tres veces, director de Metrorrey, diputado local.

Luis, que es ingeniero agrónomo, ha sabido administrar la muy importante obra pública del estado. La hizo bien antes construyendo escuelas y como alcalde.

Ugo Ruiz aún paga el noviciado de gobernar el díscolo municipio de San Pedro, con el lastre de limpiar los establos emporcados que le heredó Mauricio.

Si la política de Nuevo León sigue siendo juego de azar, los tres tienen boleto para la rifa, aunque no lo sepan.