A Rajatabla

Solicitantes

Los próximos tres meses Jaime Rodríguez Calderón tendrá que ocuparse primordialmente de elegir y designar a su equipo de colaboradores.

Esta vez sí serán colaboradores, a diferencia de lo que era tradicionalmente, que consistía en escoger a seis compadres o a seis burócratas viejos para darle una manita de gato al Gobierno y repetir los viejos planes de desarrollo nunca cumplidos.

Le sobran candidatos, sólo la iniciativa privada le ha sugerido media docena de nombres para la Secretaría de Finanzas y la fiscalía de los corruptos.

Entre los nuevos legisladores tiene la opción de invitar a dos priistas jóvenes menos contaminados y brillantes como lo son Juan Manuel Cavazos y Édgar Romo; tiene que decidir quiénes serán los acompañantes y colaboradores coordinados por Fernando Elizondo.

Donde la tiene más difícil es para cubrir Educación y para seleccionar de cinco a seis mujeres de alto rango.

Hay que escogerlos a todos con lupa para que no traigan maletas demasiado pesadas del pasado inmediato y que no se hayan contaminado de los vicios de los partidos.

Al final de cuentas los principales colaboradores ya están ahí, son los que arriesgaron todo por seguir un sueño y por oponerse con grave riesgo a los poderosos señores de la corrupción.