A Rajatabla

Salud para todos

Un capítulo importante del turismo a Monterrey es el de enfermos de diversas entidades y aun del extranjero que vienen a internarse en los hospitales locales. Los tenemos muy buenos, equipados con tecnología y atendidos por médicos que son algunos de los mejores de México y de Estados Unidos.

Ahí están el Oca, el Muguerza, el San José, el Doctors Hospital y una docena más, sólo tienen un defecto en general: que son privados mientras sólo hay uno público de extrema calidad, como lo es el Hospital Universitario.

A partir del año próximo se compondrá esa deficiencia cuando se inauguren los dos hospitales regionales y el Hospital de Especialidades que construye el Estado.

Los hospitales generales de Sabinas Hidalgo y de Montemorelos, así como el de Especialidades que se edifica detrás del Universitario serán para población abierta. El de Sabinas atenderá pacientes hasta la orillita de la frontera con Texas y el de Montemorelos dará servicio a población desde Galeana hasta el de la zona citrícola.

El de Especialidades tendrá el equipo más vanguardista en material hospitalario con instalaciones amplias y previsión para añadirle dos torres de consultorios. Quienes han visto el avance de los tres hospitales dicen que están hechos con potencial de crecimiento.

A la hora de hacer las cuentas de la obra pública de Rodrigo Medina sin duda destacarán los hospitales con lo que se cierra el círculo que hace de Monterrey la capital de la salud. Y conste que también es notable el avance en construcción de escuelas con el resultado excelente de que ningún niño se quede sin pupitre.