A Rajatabla

Responsabilidad

Estamos en el periodo de las campañas que convoca a los futuros votantes a comprometer su sufragio y examinar en serio lo que le proponen los candidatos.

Hay muchas ideas en la mesa y mucho que añadir desde la perspectiva ciudadana.

Es sobre todo un ejercicio de la imaginación. El elector debe imaginar cuáles soluciones pintan para posibles y cuál candidato es el más serio para garantizar que va a cumplir.

Es la hora también de distinguir entre las promesas huecas y demagógicas y los propósitos de gobernar con resultados.

Para alcanzar esa madurez del voto hay que atender menos al ruido de las campañas y más a las ideas expuestas.

El ciudadano responsable que sabe a quién dará su voto no va a caer en el acarreo de promotores interesados, no va a vender el voto, ni incurrir en prácticas delictivas en el interior de la casilla.

Olvídese de la guerra sucia y de los memes que caricaturizan un proceso tan serio como el de seleccionar al líder de un gran Estado.

jvillega@rocketmail.com