A Rajatabla

Reproche a las "populares"

Surgió la crítica cuando afirmamos que entre los políticos de Nuevo León las campeonas de la popularidad son Margarita Arellanes, Ivonne Álvarez, Cristina Díaz y Marcela Guerra.

¿Está usted consciente de que las cuatro han abusado de recursos y estrategias para posicionarse en el liderato de los aspirantes?, pregunta un lector molesto.

Han pegado su estampa en espectaculares, revistas y noticieros, han repartido miles de becas, mochilas, útiles escolares, despensas y juegos de lotería gratuitos.

No se pierden un solo encuentro masivo, están en el presidium en todo evento de partido, presumen todas sus influencias ante las dirigencias partidarias.

Siendo todo eso cierto, le replicamos cuál de los aspirantes varones no ha incurrido en las mismas prácticas. La diferencia es que en ellas han sido mucho más exitosas.

Y en segundo lugar salieron del catálogo de la mercadotecnia política esas estrategias para colocar un nombre y posicionarse.

Más bien, aflora frente a ellas el prejuicio misógino y el trato dispar a los géneros.

Ya ve, ante la imposición legal de las cuotas de género, ellos alegan que no figuran en los partidos, que ni están preparadas para la política y menos para el servicio público.

Como si ellos hubieran llegado a ambos quehaceres ya sabidos y adiestrados.

Como si la política no siguiera siendo en México noche de aficionados.