A Rajatabla

Pura especulación

Entre priistas y panistas se especula que ya hay dos definiciones contundentes en la selección de sus respectivos candidatos a la gubernatura.

Los priistas especulan que su partido ya tiene candidato y que es Ildelfonso Guajardo, que los demás aspirantes ya pueden ir buscando un colchón para no caer al pavimento del desempleo.

Del otro lado de la contienda, los panistas especulan que en su partido nada está definido pese al alarde de fuerza de Margarita Arellanes.

En altos círculos del PRI se asegura que todavía no hay nada para nadie. Y que el más disciplinado y consciente de los tiempos es el secretario de Economía, que sigue el sondeo de opiniones y que todos los demás aspirantes siguen moviéndose.

Los panistas creen que Margarita ya se desfondó, que sus últimos alardes no son paseíllo triunfal de victorias sino patadas de ahogado.

Que es su imagen contradictoria; por un lado la solicitud del Congreso para pedir créditos para su escuálida obra pública, y por la otra, gasta millones en útiles escolares, en mochilas, uniformes, becas y despensas.

Temen que a Margarita la tumben por su gasto irresponsable y sus relaciones peligrosas.

Por eso Mauricio espera debajo del ring con los guantes puestos y Felipe Cantú sigue en la talacha.

Especulaciones todas arriesgadas que se despejarán de aquí a noviembre. Hasta entonces sólo alimentan la ansiedad en los dos partidos.