A Rajatabla

Propuestas

Será muy irresponsable el candidato o candidata que arranque campaña el día 6 prometiendo obras y programas, no es el tiempo ni están las condiciones para hacerlo.

Las finanzas del Estado, ya de por sí comprometidas, están recibiendo una sacudida con el reajuste y recorte de las participaciones federales.

La caída del precio del petróleo le quita 102 mil millones de pesos a la bolsa de los estados e igual afecta programas y proyectos federales no prioritarios.

Por eso se canceló el proyecto del tren rápido México-Querétaro e igual se cancelarán o demorarán muchos otros proyectos.

Los estados desde ahora tendrán que recortar sus gastos y sus proyectos, así que no es tiempo todavía de saber con cuánto van a contar en el próximo sexenio.

Que nadie espere que los candidatos salgan como Santa Claus con el costal cargado de obras y proyectos.

Por el contrario, una de sus propuestas debe ser adelgazar el Estado, combatir las fugas, frenar la corrupción y volver más eficiente el aparato estatal.

Más nos vale enfrentar la realidad y soñar con el ojo abierto pensando en las muchas cosas que nos faltan, pero también en la austeridad que nos espera.