A Rajatabla

Piezas de Rodrigo

Hemos tenido gobernadores que sólo le hallaron el gusto a la política cuando dejaron de serlo, como Jorge Treviño y Sócrates Rizzo.

Pero Rodrigo Medina aprendió la lección todavía en el cargo. Luego de más de cuatro años de lidiar con críticos agudos y una oposición vociferante, ya juega el ajedrez político con desparpajo e intención.

Vea cómo ha movido a sus piezas en los últimos meses. Los había empujado uno por uno ante las luces cegadoras del escrutinio público. A la intemperie, donde calan las encuestas y las columnas.

Empezó con Federico Vargas, a la sazón el más joven de su Gabinete (ahora el más joven es Rolando Zubirán). Lo alentó a moverse en todos los escenarios, a aspirar a los más altos cargos.

Luego fue el turno de Aurora Cavazos, a quien movió a la estratégica Secretaría de Educación.

Luego sacó a escena a otro joven de su administración, a Adrián de la Garza, quien aguantó candela en la posición más delicada, la de procurador de Justicia.

Con la misma intención le ha dado juego al jefe de su oficina, a Jorge Domene.

Y tiene a punto de empujón a otros de sus mejores elementos, como Sergio Alanís, Juan Manuel Cavazos, Patricia Salazar, Patricia Aguirre, Minerva E. Martínez.

Ninguno tiene destino asegurado, pero todos están en el juego. Con tabla y maicitos y aspiraciones de premios mayores.

jvillega@rocketmail.com