A Rajatabla

En Palacio van despacio

La próxima junta de Gabinete, el gobernador Rodrigo Medina deberá mostrarle a sus colaboradores un calendario y enfatizarles que el sexenio concluye formalmente en 19 meses más, pero que sólo les restan de aquí al 30 de este noviembre para lucir obras y programas concluidos.

En diciembre se soltarán las furias sucesorias y la atención pública se centrará en los procesos de los partidos sobre la próxima gubernatura.

Y los funcionarios actuales traen calendario y reloj retrasados, en los asuntos más importantes del estado.

No pudieron armar el expediente para conseguir la aprobación de Semarnat para ampliar la explotación de los mantos de Burgos, el tema más importante en esta última parte de la administración.

La Línea 3 del Metro, al paso que va, no la terminarán antes del 4 de octubre del 15. Félix U. Gómez seguirá en escombros durante los tiempos de la campaña y los comicios. Lo del agua del río Pánuco apenas va en licitaciones.

La Ecovía difuminó su impacto por dos años de retrasos.

El Par Vial, después de más de 15 mil millones de inversión, sigue dando la impresión de obra sin terminar,  con baches y mal señalizada.

Sigue atorado el penal de Mina, sea estatal o federal. El Fondo Metropolitano se negó y luego se devolvió a los municipios.

El asesinato de Hernán Belden sigue sin resolverse.

Las cosas de Palacio, como siempre, van despacio.