A Rajatabla

Oxígeno para Pedro Pablo

En un ambiente cargado de electricidad, pareció un relámpago refulgente a pleno sol la designación de Pedro Pablo Treviño Villarreal como presidente de la muy importante Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados.

A primera vista se advierte la estima y buena opinión sobre Pedro Pablo que tiene el poderoso e influyente líder Manlio Fabio Beltrones.

Quienes conocen cómo se mueven los hilos en el Congreso dicen que un cargo así por fuerza pasa por un doble filtro, el del Presidente de la República y el del secretario de Hacienda.

Quiere decir que en el caso se alinean por el diputado Peña Nieto, Videgaray y Manlio.

Conforme protocolos priistas, seguramente se consultó la opinión del gobernador Rodrigo Medina.

Y los maliciosos ven que la designación recoloca a Pedro Pablo entre los primeros contendientes por la candidatura priista para gobernador.

Quienes han seguido los pasos de Pedro Pablo en la Cámara suponen que se pasa el día ocupado en las comisiones donde ya figuraba.

Para Nuevo León significa tener una mano propia en el importante reparto de los dineros federales, mismos que son la clave para sacar del atolladero las finanzas del estado.

Falta por ver si la designación lleva dedicatoria. O si sólo se trata del reconocimiento a un buen diputado.