A Rajatabla

Ovejas

Augusto Monterroso imaginó un país remoto donde fusilan a una oveja negra.

Con los siglos, deciden que se equivocaron al condenarla sólo por ser diferente.

Hasta le hacen un monumento ecuestre, dice el escritor (imagínela montada en un cuaco).

Desde entonces, siguen fusilando a las ovejas negras.

Zumbón, el autor dice que sólo para que nuevas generaciones practiquen la escultura.

Piense en ovejas negras como Hidalgo, Madero, Zapata, los mártires del 68. Murieron por ser diferentes. Sólo con los años los comprendieron.

Seguirán matando a otras ovejas negras; ya habrá tiempo de redimir su memoria.