A Rajatabla

Negativo

Son serios los cargos que se están haciendo contra Jaime Rodríguez Calderón, obviamente bajo inspiración de sus adversarios.

Resulta que el político que les suplica a sus seguidores que le concedan donativos porque no tiene nada para su campaña es en realidad dueño de 70 mil metros cuadrados de terreno en García.

Falta por ver cómo lo consiguió y si de algo le sirvió ser el alcalde de turno.

Es fácil desdeñar cargos semejantes diciendo que ya informará más adelante el origen de esa fortuna inmobiliaria, pero en las campañas no hay tiempo para investigar porque apenas hay tiempo para las apariencias.

Pero es precisamente una apariencia la que lo perjudica en su búsqueda frenética del poder.

Después de todo Jaime Rodríguez Calderón no es el rebelde y bronco líder de su pueblo, es un político más de la docena que aspiran a gobernar.

Quizá necesite enfatizar más su mensaje sobre lo que hará en caso de ganar, más que las cosas que va a combatir y a destruir en nombre de la democracia.