A Rajatabla

Mayo

Entraron las campañas políticas en la etapa más crítica cuando los candidatos hacen su último esfuerzo por ganarse el voto de los ciudadanos.

Para su desventaja el último mes, que es este de mayo, abundan los días inhábiles que frustran muchos actos de campaña.

Es el mes de los niños, del trabajo, de la batalla de Puebla, de las madres y del maestro.

Por eso verá usted que están dando prioridad a la guerra aérea para llegar a los votantes en su casa, en los paseos.

Claro, también son tiempos de guerra sucia, de anuncios insultantes y revelaciones escandalosas sobre los adversarios.

Pero la responsabilidad es nuestra, distinguir lo bueno en medio de este mar de descalificaciones.

Que pensemos en que buscamos un buen gobernador para todos los días de un sexenio, no solamente un pugilista para pelear en las ferias de cada sexenio.


jvillega@rocketmail.com