A Rajatabla

Marcha bien la Ecovía

Ya hay hasta marchas protestando contra la Ecovía a ocho meses de su inauguración, la última la organizó el diputado panista Alfredo Robledo y sólo acudieron unas 30 personas. La verdad es que la Ecovía es un éxito rotundo que ya casi supera las metas de uso que se habían fijado para la primera etapa

Los usuarios beneficiados hablan de su paso silencioso porque se mueve con gas natural como combustible; su recorrido de 32 kilómetros se hace en poco más de 30 minutos y los autobuses cuentan con Wi-Fi, seguro de gastos médicos y sistemas de alertas entre estación y estación.

Una encuesta a bordo de los 80 camiones actuales arrojan un alto grado de satisfacción de los usuarios. A la objeción de que costó muchos millones de pesos al estado, los constructores replican que la inversión del gobierno es mucho menor que la de los camioneros. Tomando en cuenta que la Federación proporcionó un crédito de 650 millones a fondo perdido.

Otra medida de su éxito es que ya se contemplan por lo menos tres rutas más, ahora que las quejas no son de usuarios sino de automovilistas que reniegan por cruceros cancelados y por el derecho de paso de los camiones, sin embargo muchos de ellos ya asumieron dejar el automóvil en casa o que los lleve un familiar a la estación.

Y los estacionamientos para bicicletas ya fueron insuficientes. Conste, si le roban la bicicleta se la reponen con un seguro. Son de las historias buenas que ya no valoramos y que deben repetirse para mejorar la movilidad.