A Rajatabla

Manzana de la discordia

Para el PRI pueden darse por perdidas de antemano las alcaldías de San Pedro, San Nicolás y Santa Catarina.

En Monterrey, el PAN va en caída libre por las extravagancias de Margarita Arellanes.

El PRI debe escoger a un candidato o candidata que sea una persona con experiencia y capacidad. Alguien como Marcela Guerra, por ponerle nombre.

En Apodaca y Escobedo la fortaleza del PRI sigue siendo indiscutible con presencia meramente testimonial del PAN. La manzana de la discordia es Guadalupe, cuyos votos pueden cantear los resultados para cualquiera de los candidatos a gobernador.

Con un mismo candidato en dos elecciones, con Julián Hernández, el PAN perdió la alcaldía.

Francisco Rivera pudo así triunfar aunque sólo con 7 mil votos de ventaja.

Rivera, un buen alcalde, le allanó el camino para que con una muy buena campaña Cristina Díaz ganara con un margen holgado de 57 mil.

Con buena administración y buena imagen para los priistas, Cristina impulsa a Ivonne Álvarez, que ganó por 87 mil votos de diferencia.

Pero Ivonne dejó tan mal parado a su partido que César Garza ganó por 25 mil votos.

La pregunta clave es si los destrozos de Ivonne Álvarez ya no lastran al PRI y lo ponen en riesgo de derrota.

Derrota que puede arrastrar al abismo a un candidato o candidata a gobernador.