A Rajatabla

Independientes

Al parecer no había tanto entusiasmo ni ganas de participar en las elecciones de Nuevo León como candidatos independientes, a final de cuentas sólo quedó uno realmente independiente: Jaime Rodríguez Calderón.

Cuando el Congreso local arrastraba los pies para probar esa fi gura jurídica sobraban quienes insistían en que fuera una realidad, pero cuando finalmente se aprobaron todo mundo pareció echarse para atrás.

Uno que estaba con todo para ser un buen candidato, Fernando Turner, no llegó ni a la orilla, se desilusionó porque casi nadie lo siguió y menos hubo quien aceptara financiarlo.

Fernando Elizondo prefirió coquetear por uno de los partidos pequeños aunque no coincidieran en ideológica y ética.

Y hubo desilusiones cuando uno de los partidos postuló al ex alcalde de Monterrey, Jesús María Elizondo de negro historial por su administración poco ética.

Quizá la tarea debiera haberse realizado con más tiempo, con más habilidad y con algo de humildad.

Buscar a los dispares, atraer a los contrarios y firmar una tregua, pero todos llegaron con su egoísmo y su interés muy personal.

La figura de los independientes tomará uno o dos sexenios para madurar, primero tiene que madurar la sociedad y aceptar que vale aliarse sin estar totalmente de acuerdo en pos de un ideal de participación colectiva.


jvillega@rocketmail.com