A Rajatabla

Gastos

Con lo que gastaron en actos de precampaña este año los aún precandidatos, ya rebasaron el tope de gastos autorizados a cada uno, pero no parece que los vayan a sancionar.

Aunque ahora hay reglas más estrictas por el Instituto Nacional Electoral no se quiere afectar la libre competencia de candidatos y partidos.

Pero sería un escarmiento y un precedente castigar a los más gastones y desordenados financieramente.

Sobre todo porque el gasto electoral ya está por las nubes y es una limitante para los independientes.

Estamos hablando de cientos de millones de pesos para una curul o una alcaldía y diez veces más para una gubernatura.

Una solución sería gratificar el trabajo de voluntarios sin necesidad de pagarles. Los promotores del voto cada vez cuestan más y se los disputan a punta de billetes. La publicidad en medios es cada vez más cara y llega al exceso.

Las elecciones deben ser ciudadanas y no de mercenarios cada vez más onerosos, pero hay que empezar en alguna parte y la autoridad electoral puede hacerlo con apego a la ley y con objetividad.

 

jvillega@rocketmail.com