A Rajatabla

Futuros

Un día después de las elecciones pasadas de junio ya había candidatos presuntos para los comicios del 2018.

Mauricio se conformó con hacer media campaña cuando Jaime Rodríguez Calderón lo dejó atrás dramáticamente, será hasta la próxima que peleará en forma apostándole al desgaste vertiginoso del independiente.

Margarita Arellanes ya salió del coma en que cayó con el estrepitoso desplome que sufrió en vísperas de esta elección.

Su camino empezará cuando busque la jefatura estatal de su partido y desde ahí reconstruir las bases y estructuras.

En el PRI arrancan con la delantera Adrián de la Garza, quien le ganó al partido en el poder la alcaldía de Monterrey e hizo pedazos a sus opositores.

Pegó su carácter discreto, su mucha personalidad y el conocimiento de los problemas públicos empezando por su especialidad: el crimen organizado.

Lo que se organiza casi en la clandestinidad es la próxima candidatura de la izquierda que fue la fuerza dormida en junio.

Si logran cohesionarse pueden ser formidables adversarios no sólo de los dos partidos dominantes, sino de cualquiera que quiera repetir la proeza independiente de Jaime Rodríguez Calderón.

Pero todos esos caminos tienen que empezar por una revolución interna que evitan desde hace varias elecciones.

jvillega@rocketmail.com