A Rajatabla

Espejo

Quizá es el momento de los priistas de verse en el espejo de sus contrincantes.

Los panistas le apostaron a un grupo oloroso a podredumbre, donde se hablade un dueño quien parte y comparte.

Los priistas están en la oportunidad de reordenar filas. El nuevo liderazgoestatal, dentro de la institucionalidad de siempre, debe alejarse de las causasde la derrota del pasado 7 de junio. Sanar las heridas de la batalla.

Los diversos grupos han comenzado a juntarse en el café y otros hacen reflexión.

Son priistas de siempre, muchos relegados en los últimos años en busca dereverdecer laureles.

Ahora lo harán desde la oposición gubernamental.

Necesitan un líder entregado, de 24 horas, conciliador, con la idea clarade que el PRI sufrirá para recuperar lo perdido.

Los nombres sobran: Raymundo Elizondo, César Garza, César Cavazos, HéctorGutiérrez de la Garza y los que se quieran apuntar de los diferentes grupos.

Negociar con su dirigente, Manlio Fabio Beltrones; las formas, los cómos yquiénes podrán disputarse el liderazgo. Total, su institucionalidad es una desus fortalezas.

El error panista les debe servir. No concentrar los mandos en unos cuantos.Les llegó el tiempo de sumar y multiplicar para reorganizar su partido. Eltiempo dirá para otras cosas mayores.


jvillega@rocketmail.com