A Rajatabla

Errores

Como todo mundo se adelantó en los tiempos electorales se multiplicaron las oportunidades de error en los primeros pasos oficiales del suceso.

El error más estrambótico y de funestas consecuencias fue el error de cálculo de Margarita Arellanes, quien sedujo, atrajo y compró todos los votos posibles para asegurar su candidatura a la gubernatura, pero nunca tuvo un plan B y la derrocaron en 24 horas.

Fernando Elizondo se apresuró a renunciar al PAN. Si no ahorita fuera el candidato.

El PRI se adelantó a declarar candidata a Ivonne Álvarez cuando lo aconsejable hubiera sido designar tres precandidatos para en caso de conveniencia, como lo hubo de hecho.

Jaime Rodríguez Calderón insiste en que es correcta su estrategia de basar su campaña exclusivamente en las redes sociales. Los expertos dicen que su confianza lo va a perder. Que en el Facebook no hay opiniones firmes ni certeza de que vayan a votar.

Enrique Barrios renunció al PAN cuando lo desplazaron a la candidatura a Monterrey.

En su lugar tan merecido quedó un pobre diablo sin más mérito que ser incondicional de Margarita.

Se dejó ganar por su coraje Aldo Fasci y renunció al PRI cuando lo ignoraron para la candidatura a Monterrey, cuando todavía había mucho que negociar.

jvillega@rocketmail.com