A Rajatabla

Error

Los estrategas priistas y panistas cometieron un grave error frente a los verdaderos tamaños de Jaime Rodríguez Calderón.

Lo descalificaron de entrada asumiéndolo como un vanidoso mitómano con poco contacto con la realidad; todo en él era exageración, decían.

Ni siquiera le contaban bien las preferencias que ganaban en las encuestas y menospreciaban sus propuestas con puntadas dementes.

Eso le abrió oportunidades únicas para colarse a los sondeos de opinión y relacionarse con grandes grupos de votantes.

Ya están pagando el fruto de sus hechos. Jaime es candidato formal y terrible y ya se da el lujo de ofrecer un nuevo gobierno y un nuevo estilo de sacar las cosas.

Falta por ver qué pasa el día de las elecciones si sus operadores de voto acaban de funcionar o que muchos respaldos se disipen en el vacío.

Y por el caso que no le hacían aquí, se lo están haciendo en otras entidades donde surgieron movimientos independientes como el suyo y la agresión de varios grupos.