A Rajatabla

Empate

Los que hacen encuestas siempre aclaran que sus resultados son más o menos válidos y que tienen un margen de error de 4 a 6 puntos.

Sin sesgo personal ni credulidad excesiva, la verdad es que Ivonne Álvarez y Jaime Rodríguez Calderón llegan a la final muy cerca uno del otro; si uno va más arriba o más abajo es cuestión de a quién le pregunten, pero los números ahí están, muy cercanos el uno del otro y listos para un final de fotografía.

En ese ambiente de incertidumbre hay los ventajosos que dicen, por ejemplo, que si se respeta el voto va a ganar Jaime, con una inferencia obligada que hace pensar que si Jaime pierde será porque le roban los votos.

Los priistas a su vez creen que sólo un cataclismo electoral va a permitir que llegue Rodríguez Calderón a la gubernatura. Lo más sensato es que los ciudadanos seamos los que decidamos y votar por quien queremos ser gobernados por 6 años.

Ahorita ya no importan las encuestas, las campañas se acabaron y todo radica en la voluntad de los votantes.

Hay que votar y votar en conciencia, porque con los resultados que obtengamos vamos a tener que vivir seis años para bien o para mal de Nuevo León.