A Rajatabla

Egoísmos

La aprobación de los candidatos independientes está resultando una bocanada de aire fresco en el ambiente bipartidista.

Después de todo sí hubo candidatos y los hay para todos gustos y sabores, desde una izquierda radical hasta un centroderecha muy tradicional Lamentablemente no basta con la buena voluntad, todos tienen una porción de los votos posibles pero ninguno los suficientes para garantizar un triunfo.

Sucede que nadie quiso renunciar a su egoísmo y pedía la sumisión de los otros como condición para marchar juntos.

Fernando Elizondo fue el que más cerca estuvo de lograrlo, pero puso demasiadas condiciones a los posibles aliados; es más, se quedó sin objetivo ante la renuncia de Margarita Arellanes, que era la causa de su rebelión.

Jaime Rodríguez todavía afirma que va a ganar las elecciones con los ciudadanos descontentos de siempre, que según él son más de 600 mil, pero los partidos no lo toman en cuenta y dicen que se va a quedar solo con sus costales de firmas. No es lo mismo decir "me gusta" en el Facebook que salir a votar.

Una candidatura independiente va a triunfar cuando todos renuncien a sus intereses y se unan en una sola corriente masiva e impetuosa, pero eso no sucederá, salvo que Jaime logre cumplir su palabra y lleguen sus simpatizantes a torrentes con sus votos en la mano.


 jvillega@rocketmail.com