A Rajatabla

Discontinuidad

Cuando la sucesión del gobernador se da en casa, la presión es mucha en favor de la continuidad. Pero los ciudadanos quieren algo diferente, no necesariamente más de lo mismo.

Por eso Ivonne Álvarez debe tomar medidas y precauciones para evitar que la vean como una segunda edición de Rodrigo Medina.

Claro, hay cosas que preservar y continuar porque son buenas y están dando resultados, pero hay que cambiarles el rumbo.

Por ejemplo, Fuerza Civil ya está agotando su modelo original y se impone una evolución en su formato y alcances.

Convertirla en escuela de cuadros de donde salgan los comandantes y subcomandantes de los 51 municipios, el liderazgo de la unidad antisecuestros y un equipo SWAT.

El ideal es que ya no haya policías de primera y de segunda clase en el Estado. Que todos tengan la formación y disciplina de Fuerza Civil, simplemente que sea diferente su misión.

Los centros comunitarios gigantescos deben pasar a semilleros de proyectos, barrio por barrio.

El programa de Yo Sí Trabajo, Yo Sí Estudio pasar a un programa institucional y continuo.

En Educación, entrar en una etapa intensa de instrumentación de la reforma educativa.

Y ya en caso polémico, aceptar revisar el proyecto Monterrey VI aunque acabe quedando igual.

En todo lo demás sobra margen para la innovación y cambio.