A Rajatabla

Disciplina

Hay que partir de la base que nadie fue a ofrecerle la gubernatura a su casa a ninguno de los que ahora aspiran a llegar al alto cargo. Todos se apuntaron solos y están luchando por llegar.

Eso significa que de buena gana aceptaron los términos y las condiciones que deberán desempeñarse por seis años puntuales.

Contra lo que crean los frívolos, en Palacio de Gobierno no hay vacaciones, se carga con la gubernatura las 24 horas de cada día del sexenio.

Con suerte no queda tiempo para quehaceres triviales como irse de cacería a tierra remota o jugar golf con regularidad.

Sabemos que tienen que irse de compras a veces para mantener el decoro de su encargo, pero no vale irse a centros de alta moda.

Esperan de él o ella discreción en los lujos, y no conductas como las de Elba Esther Gordillo.

La familia es muy importante pero entra en el trato, ya vendrán años que vivirán a plenitud y con todos los lujos que puedan adquirir, pero no ahora en que son príncipes de apariencia y modestos republicanos por deber patrio.

Vale tener parientes y compadres, pero son para disfrute familiar y no para buscarlos como socios ni beneficiarios de prebendas.