A Rajatabla

Días de espera

Con la Navidad ya casi encima cunde el desasosiego entre los aspirantes a gobernador, saben que la decisión de los partidos está a punto de darse y aún quedan muchos puntos pendientes.

Los buenos panistas ya bloquearon las posibilidades de una coalición con otros partidos menores. Hiram de León puso en su lugar a los de la camarilla reinante: les dijo que si sólo se trata de ganar, “vamos a asociarnos con el PRI y nos repartimos el estado”.

En el PRI todos están vivos y esperanzados a que les caiga la bolita a la hora de la hora. En lo que hay consenso es que diciembre ya no dejó espacio para un destape y menos para un lanzamiento formal a candidato.

Así que de hecho todo se aplaza para la primera semana de enero, que será entonces cuando Margarita decida si se lanza o no al ruedo, sólo entonces se sabrá si Ildefonso Guajardo sigue en la competencia.

Pero en algo coinciden los priistas: que antes de fin de año el que vaya a ser ya lo sabrá, porque hay mucho que preparar para un lanzamiento, hay que preparar mensajes, presentar renuncias y emprender la operación cicatriz.

Todo indica que para todos ellos ésta será la Navidad más importante de sus vidas, llena de ansiedad pero pletórica de expectativas.

Si usted es amigo de Margarita, Cristina, Pedro Pablo, Federico, Ivonne, Héctor o Ildefonso, no los abrumen con llamadas o preguntas indiscretas, para bien o para mal no se les va a olvidar. La conclusión es que para navidades no tendremos a un candidato, pero alguien ya sabrá de cierto que ya tiene boleto para sacarse la rifa del tigre.