A Rajatabla

Despacio


Tanto tardaron en empezar las campañas, que hay candidatos que aún no logran tomar el paso o de perdido recuperar el buen paso que ya traían.

En una junta de los candidatos metropolitanos con la candidata a gobernadora, el balance no fue muy positivo. Cada uno anda por su lado y no siguen las estrechas normas de un mismo mensaje o método de acercarse a los electores.

Tienen alguna disculpa, les pusieron tantas reglas y candados que apenas pueden moverse hasta que aprendan cómo atender todos los nuevos requisitos de la nueva ley electoral.

Hay reglas hasta para ver qué regalan en los mítines y las visitas domiciliarias. Ya no pueden regalar despensas enteras, pero sí kilos de mandado sueltos. Ya no valen las bolsas para mandado si no son biodegradables.

Todo lo que reciban de apoyo en efectivo o especie deben tenerlo registrado a tiempo real.

La cuenta de los donativos que reciban tiene que ser precisa y no pasar de mil pesos.

La publicidad y la propaganda tienen que dosificarse a la baja y no pueden alegar que un buen amigo les regaló el uso de su barda para anunciarse.

Hay que calcular el costo y agregarlo a la suma general.

Esta generación de políticos no recibió educación cívica en la escuela y batallan para tapizar sus mensajes con los héroes patrios o los ideólogos del partido.  

jvillega@rocketmail.com