A Rajatabla

Desorden

Ya hay índice de fuego en contra de los errores jurídicos del equipo de El Bronco. Se inició el envío de datos vía correo electrónico, llamadas y comentarios en círculos de poder para marcar al presunto responsable.

Las reviradas en los nombramientos de los funcionarios y la carta de renuncia partidista, lo repetimos, no es cosa simple.

El yerro provoca dudas del quehacer gubernamental. Por regla se revisan una y otra vez los escritos que emanan de una oficina pública por las consecuencias que genera.

Apueste a su gusto a favor de una revisión exhaustiva desde ya, de todo documento firmado en el gobierno bronquista.

Una decisión, determinación, acuerdo o nombramiento mal sustentado, a estas alturas, sería ya endémico.

Sin evidencia plena, circulan el nombre de Bernardo González, lo identifican como coordinador de asesores de la oficina del gobernador.

Si es él y hay pruebas de sus errores, pues a manifestarlo públicamente. Si no resulta así, hay un nuevo error, ahora de comunicación; peor aún, de grilla interna.

Las cosas no han sido fáciles en el arranque. Las deben componer en carácter de urgente o el caballo comenzará a flaquear.

jvillega@rocketmail.com