A Rajatabla

Demasiados edificios

Coinciden un urbanista y un experto en bienes raíces ante la explosiva aparición de edificios de oficinas y departamentos en San Pedro: en el pecado llevarán su penitencia.

Ya desde ahora, cada vez batallan más para ser vendidos o alquilados. Son demasiados.

Estamos ante una burbuja inmobiliaria como la que paró de cabeza a Estados Unidos y a España.

En el momento del boom asombra el perfil de Valle Oriente, donde los edificios se multiplican y dan una imagen de ciudad de avanzada.

Pero las construcciones no responden a una demanda real de espacios. Se levantan para invertir los dineros ahuyentados de los bancos con sus reducidos intereses.

Las construcciones verticales apelan a los gustos y deseos de vecinos de San Pedro hartos de pagar el alto costo de los servicios que demanda una vivienda horizontal, unifamiliar.

Pero los precios, en lo alto de la burbuja, son ultrajantemente altos. Desde 4 millones de pesos por departamento hasta 20 o 25.

Antes de cinco años, predicen, la abundancia de edificios y el caos vial que los va a rodear, derrumbarán los precios y ahuyentarán a más posibles compradores.

Valdrán más las hipotecas que los departamentos, se harán humo los ahorros invertidos ya en su construcción, ya en su compra a precios superinflados. Quebrarán las constructoras, abundarán los elefantes blancos vacíos

Del sueño a la pesadilla, por la ambición y la corrupción.

jvillega@rocketmail.com