A Rajatabla

Debates

Históricamente ha habido triunfos extraordinarios en los debates electorales, en el más famoso de ellos Diego Fernández de Cevallos por poco y gana la Presidencia de la República. Apabulló a Ernesto Zedillo, que se vio como improvisado y vacilante.

La otra paliza extrema fue la que pegó Vicente Fox a Francisco Labastida, que ahí mismo quedó liquidado.

En los debates por la gubernatura de Nuevo León no ha habido triunfos espectaculares pero sí se han lucido los candidatos más preparados. Sócrates Rizzo hizo un buen papel, Natividad González Parás fue el más contundente, Mauricio Fernández dio muy buen show.

En el de hoy no hay favorito pero se sabe quién se lanzará a fondo con ferocidad, Jaime Rodríguez Calderón. Ivonne Álvarez llega preparada y persuadida de no caer en provocaciones de Jaime.

Felipe de Jesús Cantú corre el riesgo de presentarse con propuestas más de alcalde que de gobernador.

El que es polemista serio, sereno y con conocimiento de causa es Fernando Elizondo.

De los demás, ninguno es conocido ni siquiera como buen orador. No hay mucho que esperar del debate pero sí debemos aceptar que es una práctica democrática para comparar propuestas y personalidades. No lo va a ganar el mejor sino el que lo haga mejor, que no es lo mismo.  


jvillega@rocketmail.com