A Rajatabla

Debate

El debate preparado para los candidatos a la gubernatura por la asociación Vamos Bien, Nuevo León muestra en toda su evidencia lo dispar de la democracia que estamos intentando construir en el Estado.

Las mismas asociaciones que exigen abrir el proceso a candidatos independientes son las mismas que luego exigen derecho de admisión para asistir a sus debates; al parecer se trata de cortejar personalidades y medir la popularidad de los de siempre.

Si les importaran las ideas sobre cómo gobernarían Nuevo León se abrirían a los 10 candidatos. Los debates colectivos no son otra cosa sino concurrencia de propuestas e ideas.

En los últimos debates presidenciales, perfectos desconocidos alcanzaron las mejores puntuaciones con sus propuestas originales e innovadoras.

Se pierde mucho tiempo en oír tantas propuestas, pero ése es el juego de la democracia donde todos participamos, opinamos y proponemos.

Ivonne Álvarez rechazó la invitación a ese debate señalando que no es equitativo, privilegia las encuestas de simpatía y no tiene espacios para una discusión larga y precisa.

Jaime Rodríguez Calderón y Felipe de Jesús Cantú van gustosos, uno porque no le han prestado las grandes tribunas para exponer sus muy originales ideas, y Felipe porque su campaña es tan gris que casi no se ve.