A Rajatabla

Cristina se apunta

En el arranque informal de las precampañas del 2015, la senadora Cristina Díaz no oculta sus intenciones de competir por ser gobernadora.

Tiene a su favor su trabajo nacional en cargos legislativos y de partido, que la mantienen bajo los reflectores de la atención pública.

Cuenta a su favor que ha sido desde lideresa juvenil, presidenta del PRI estatal y, en dos ocasiones, hasta del PRI nacional; tres veces diputada federal y una local, así como alcaldesa de Guadalupe.

Al frente de la CNOP está restituyendo las estructuras rezagadas del sector popular.

Como senadora, trabaja en las comisiones más importantes, como la de Puntos Constitucionales .Y ya trabaja esta semana en las leyes secundarias de las reformas integrales.

Si se repitiera la experiencia caciquil de hace seis años, Cristina batallaría para amarrar candidatura porque en Palacio de Gobierno apoyan otras aspiraciones.

Pero para cualquiera que aspire a gobernador, ya sea panista o priista, a estas alturas del partido resulta positivo no estar alineado con el gobernador.

Pero los priistas dicen que ya volvió la política a su mecánica tradicional: que las decisiones se proponen en el estado pero se aprueban en los mandos nacionales.

Por eso Cristina tiene opciones. Aunque se mueva a la intemperie, no a la sombra de Palacio de Gobierno.