A Rajatabla

Criba de aspirantes

El PRI ya declaró que sí habrá precampaña para la gubernatura y no destape de uno solo; ya dijo quiénes renuncian a sus cargos para buscar la postulación. Están las tres senadoras, tres diputados federales y se van a agregar por lo menos dos funcionarios estatales actuales.

De las listas se pueden extraer ya algunas inducciones sobre hacia dónde camina el proceso, por ejemplo, Jorge Mendoza aparece pero no ha hecho absolutamente nada de campaña y se le concede el honor. El que las senadoras participen parece señal de que ninguna va a ser.

De los estatales se marca la presencia de Federico Vargas y Adrián de la Garza, aunque Adrián no ha dado señales de campaña en las últimas semanas. Los de verdad parecieran ser en todo caso Héctor Gutiérrez, Cristina Díaz, Ivonne Álvarez y Federico Vargas.

Que el gobernador aparezca coordinando todo el proceso da la pista de que será protagonista de la decisión final con los dados cargados hacia la gente más próxima a él.

Un proceso semejante fue el que hizo candidato a Sócrates Rizzo. En esa oportunidad se inscribieron hasta nueve aspirantes, aunque alguno se retiró argumentando que el proceso estaba cargado de antemano.

Al final de cuentas la competencia fue real y la candidatura de Rizzo se alcanzó como producto de un consenso.

El PRI sabe organizar este tipo de competencias que permiten dar testimonio y reconocimiento a todos los aspirantes y abrirles campo para uno de ellos, aunque todo mundo diga que el libreto estaba escrito antes de empezar.