A Rajatabla

Conciencia ciudadana

Está visto que por esta vez no habrá candidatos independientes con fuerza popular como ha sucedido en otros países.

Debemos aceptar que los partidos políticos se van a servir con la cuchara grande en los comicios de junio.

Pero no es para echarnos a llorar, sino para tomar conciencia de lo que sí podemos hacer desde la tribuna ciudadana.

Tenemos que ver mejor que nunca a quiénes vamos a escoger para diputados conforme a las propuestas.

Importa más que nunca evitar que lleguen los peores a los Congresos.

Porque ya no podemos decir que no hay plaga o diputación que dure más de tres años. Ahora pueden durar y casi casi perpetuarse en las curules al poder reelegirse más de una vez.

Pero la reelección no se dará en automático, van a necesitar nuestro voto una y otra vez. Nos podemos equivocar a la primera en la primera elección.

Lo imperdonable sería que los reeligiéramos si no hubieran aportado nada, si hubieran abusado del puesto o en el peor de los casos, que se hubieran enriquecido a costa del erario.

Necesitamos más que nunca observatorios ciudadanos que le lleven la contabilidad a cada diputado, sea local o federal. Contradecirlos, cuestionarlos, exhibirlos.

En suma, que no nos vendan gato por liebre. Que no ofrezcan el oro y el moro para luego resultar un fraude, un mal representante.

jvillega@rocketmail.com