A Rajatabla

Conarte

La cultura y el deporte no son precisamente los sectores más afortunados a la hora de las crisis presupuestales.

Al no ser consideradas áreas prioritarias, por ahí inician los recortes de programas y apoyos. Recordamos a Méntor Tijerina en aquel intento de forma Conarte, como él lo dice, eran tiempos difíciles.

Se encontró una buena solución: ciudadanizar el área de cultura. Dejarla en manos de quienes la practican a diario y no la ven exclusivamente en libros.

El experimento ha pasado la prueba más difícil: la del tiempo, pues cuando no hay resultados, no hay continuidad, y Conarte tiene 20 años. Eso significa conocimiento, presencia y arraigo.

Cultura en lato sensu es el todo de una formación integral del individuo en sus diversas manifestaciones. Lo recomendable es dejarla en manos y mente de quienes la ven con su auténtico valor, no como relleno social.

Los independentistas no pueden llegar como aquellos revolucionarios que quemaban libros y obras de arte en plena ignorancia de su valor.

Lo más recomendable es dejar las cosas como están, dejarlas ser y entenderlas. Una vez, si lo logran comprender, actuar en busca de mejoras. No quieran actuar como sabelotodo.

jvillega@rocketmail.com