A Rajatabla

Colón

Moda de nuestra época es desacreditar a los héroes de la Historia.

Reprocharle sus hijas a Hidalgo, el Tratado McLane-Ocampo a Juárez.

Madero era un chiflado espiritista, Carranza un robavacas.

Ni Cristóbal Colón se salva de esa inquisición mezquina.

No descubrió América; se tropezó con ella por un golpe de azar.

Pero su audacia y una idea innovadora lo trajeron hasta nuestras playas.

Revolucionó la visión de sus contemporáneos sobre las dimensiones del planeta.

Lo desacreditan desde su época. El continente no se llama Colombia, sino América.