A Rajatabla

Colapso vial

Vivimos una crisis que afecta la productividad, la vida familiar y la movilidad de los regiomontanos de todos los grupos sociales.

La ciudad está virtualmente colapsada por congestionamientos en todos sus accesos y principales avenidas.

Es problema muy serio para los padres de familia de La Rioja y docenas de colonias al sur que tienen que salir de su casa antes de las seis de la mañana para que sus hijos lleguen a las 08:00 a la escuela.

Los ejecutivos que viven para Apodaca y al oriente tienen que trabajar desde su automóvil y por celular porque les toma hasta dos horas llegar a la oficina.

Los vecinos del poniente, donde vive el 60 por ciento de los regiomontanos, conducen a toda velocidad por Paseo de los Leones sólo para llegar al congestionamiento perenne de Gonzalitos.

Y sobre el martirio, la burla; mientras pasan horas de angustia e impaciente espera pueden entretenerse escuchando en la radio a Margarita Arellanes presumiendo sus obras viales para la ventaja de los automovilistas. Obras que se reducen a un solo puente en Leones.

O a Rodrigo Medina ufanándose de una inversión fabulosa en el Par Vial que sólo resuelve a medias y mal los problemas de dos avenidas.

Los regiomontanos ya hablan de apelar al mecanismo de las autodefensas michoacanas: tomar el problema en sus manos, empezando por reclutar agentes de Tránsito que atiendan los cruceros más congestionados.

 

jvillega@rocketmail.com