A Rajatabla

Ciudad con 9 cabezas

En los municipios que conforman el Monterrey metropolitano, nos cuestan millones 9 alcaldes, 9 cabildos y 9 funcionarios para cada dependencia.

Eso no multiplica por 9 la efectividad de los gobiernos municipales. Al contrario, entorpece su ineficiencia y fomenta el caos intermunicipal por la falta de coordinación de planes y programas que afectan a un mismo territorio, aunque tengan nueve nombres diferentes.

Lo ideal sería reformar la ley para sustituir los 9 ayuntamientos por un solo y mismo gobierno, como sucede en Ciudad de México con nueve delegaciones o más.

Conseguir así que no haya nueve tesoreros, nueve cabildos que pulverizan la representatividad de los regiomontanos.

Pero sobre todo, unificar los planes y proyectos como lo que son o deben ser; planeación para la misma megaciudad que no debe tener nueve proyectos de planeación urbana. Nueve policías, nueve reglamentos de Tránsito, nueve horarios de operación para los antros y otros centros de vicio.

Hay, por supuesto, el problema político porque los municipios se los distribuyen varios partidos, pero es perfectamente posible un mando único sustentado en el pluralismo de una asamblea legislativa.

Para acabar con el absurdo actual de cambiar de autoridad sobre un accidente, según sea de una acera o de la otra de una misma calle.

Una misma ciudad, un solo gobierno. Todos jalando juntos por servir a los regiomontanos.