A Rajatabla

Cerrar filas

En el grupo de Margarita Arellanes trabajó duro y con productividad Víctor Fuentes, alcalde de Santa Catarina.

Desarrolló estructuras electorales y políticas no sólo en su municipio, sino también en municipios rurales del norte y sur del Estado; más de 23 delegaciones del partido las transformaron en comités municipales, les dieron doctrina, adiestramiento político y capacitación electoral.

Por supuesto que las van a poner al servicio del candidato Felipe de Jesús Cantú y esperan que los resultados sean permanentes y buenos, no hay reproche que hacerle por esa tarea, porque igual dedicó su atención a los problemas municipales en una ciudad que todavía le falta mucho para integrarse como centro de bienestar social.

Por lo pronto avanzó en seguridad pública y pronto abrirá Academia para formar otros 150 policías que bastarán para cuidar Santa Catarina.

La recolección de basura, la iluminación y el cuidado de parques y jardines están concesionados o en modelos parecidos.

La tarea política parece propicia a que el PAN mantenga la alcaldía en estas elecciones y que sea gente de Víctor la que quede al frente.

Perdieron la opción de la gubernatura pero eso no los priva de la oportunidad de trabajar en la campaña y en la estructuración del PAN ahora y después de las elecciones.